E5.- Educación literaria

¿Es la literatura una asignatura que estudiar, o es parte de nuestra vida diaria? Si somos conscientes de la respuesta sabremos enfocar su trabajo. Aunque nos separen poco años de ellos, la fracción cultural que existe entre las generaciones nativas digitales y el pasado es sensiblemente mayor, hasta el punto que podríamos hablar un día de “el gran corte”, debido al mundo nuevo tan diferente que se nos presenta venidero. ¿Cómo hacer para que el legado literario no les suene a chino y consigan verlo como suyo, como parte de su cultura? La tecnología, causante de esta disociación cultural, nos ofrece también posibilidades para acercarles la literatura pasada y presente a su mundo, y que la vean como propia.

El hacerles partícipes de la creación y crítica literaria es una buena manera para generarles interés y placer por la lectura, sin la cual tenemos un grave problema. La motivación es el primer paso al hábito lector, y las lecturas obligatorias suelen despertar rechazo. Por lo tanto, en los primeros años de lectura de los alumnos es necesario crear esa asociación placer-lectura, y eso se consigue trabajando con libros que sean de su gusto. Después de varios libros tendrán un bagaje emocional positivo relacionado con ella, y será más sencillo ir trabajando con los clásicos poco a poco, no debemos olvidar que en la percepción de la lectura tiene que prevalecer la sensación de lo lúdico y placentero que de lo obligatorio y aburrido. Poner la balanza del otro lado sería darles razones para no tragar con los libros. Un buen plan lector, coordinado en el departamento y en el centro, que tenga en cuenta los gustos de sus infantes tiene papeletas para despertarles el gusanillo de la lectura y crear el hábito lector.

Como ya comenté anteriormente, no estoy de acuerdo en concebir la lengua y la literatura como inseparables, dado que sí soy de la opinión -como bien dice la página 123- que el lenguaje es un elemento transversal, por lo que la lengua está en todos los lados y debería de alguna manera velar y colaborar con todas las asignaturas para trabajar todo tipo de textos. Sería una asignatura-base, apoyando al resto mientras cuida la corrección y trata las dificultades que se presenten o los casos que vayan apareciendo -eso es cuestión del plan de departamento-.

Los textos de las páginas 125-134 se mueven en diversos estilos y tienen ejercicios que tocan varias destrezas. Interesantes para seguir investigando en esa línea más adelante. En cuanto a la selección de clásicos, no sé si se tiene seriamente en cuenta la opinión de los alumnos, de manera que ellos los puntúen y utilizar esa información para meterlos en su temario por orden de aceptación; en cualquier caso afinando la técnica. Los textos de la 138-161 me han despertado buenos recuerdos pasados y me ha supuesto una novedad el planteamiento de tratar a modo surtido una cantidad de trozos variopinta y de calidad. Me sirve de modelo para plantear los míos de cara al futuro. Me han recordado que tenía todavía por leer los libros de Momo y el mundo de Sofía.

Enlaces:

https://anabast.wordpress.com/2012/10/02/recursos-para-trabajar-la-lectura-en-el-aula/

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoblog/esuasan/material-para-trabajar-la-escrituracreativa/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s